De Trevélez al Mulhacén por la Cañada de las Siete Lagunas


.


.

Duración: 12 horas
Desnivel a superar: 2.100 m.
Dificultad: Alta.
.
No se puede ocultar que gran parte de los que se inician en el senderismo-montañismo sienten hacia el Mulhacén un interés especial. No podemos olvidar que con sus 3.484 m.s.n.m. se trata de la máxima cumbre de la península ibérica.
.
Aunque podemos acceder a esta cumbre desde otros emblemáticos puntos, describiré la que se hace desde el pueblo alpujarreño de Trevélez pasando por la bonita Cañada de las Siete Lagunas, para realizarla sin nieve o con pequeños neveros en los primeros días del verano.
.
Llegaremos primeramente a Trevélez, si lo hacemos desde la zona de Capileira-Pampaneira, justo al entrar al pueblo encontraremos una entrada a la izquierda que tras pasar por un camping nos conduce a la plaza del Barrio Medio donde podemos aparcar el vehículo. Al estar situado en una ladera, Trevélez se distribuye en tres zonas conocidas como Barrio Alto, Medio, y Bajo respectivamente con un apreciable desnivel entre ellos.
.
Continuaremos por la calle Cuesta que es la continuación natural de la carretera por donde habíamos entrado. Poco más adelante encontraremos un lavadero con varios caños de agua donde podemos abastecernos. Unos metros antes del lavadero a la izquierda sube una estrecha calle que poco después nos deja en las afueras del pueblo en el inicio de la senda a Siete Lagunas (1.565 m.s.n.m. 30S 476313, 4095260).
.
Rebasada la Loma de los Postreros. (Foto :Juan Morente)
.
Continuaremos por la senda principal haciendo caso omiso a todas las veredillas que pudieran desviarnos. Recorremos una zona en la que el agua y la humedad es muy abundante mientras pasamos junto a varios cortijos típicos alpujarreños construidos con los materiales propios de los alrededores, lajas de piedra y de una sola planta. La abundancia de agua nos facilita el recorrido al no tener que portar gran cantidad peso, ya que hay varios puntos en los que podemos conseguirla.
.
Después de unos cincuenta minutos, pasaremos un cortijo, a nuestra izquierda, llamado Piedra Redonda, y justo al rebasarlo giraremos a la izquierda siguiendo unos puntos rojos que nos ayudan a seguir por el buen camino (1.828 m.s.n.m. 30S 476766, 4096893).
.
Es una zona donde la pendiente se agudiza notablemente. Como recompensa podemos disfrutar de una excelente panorámica del valle de Trevélez. La vereda va abandonando el cauce del río que antes nos servía de vía de acceso a la sierra, al tiempo que la zona va perdiendo su humedad.
.
Llegaremos hasta una acequia que normalmente trae agua, y la cruzaremos para seguir ascendiendo por su lado norte. Encontraremos un portillo que debemos dejar tal como lo encontremos.
.
Rebasada La Campiñuela. (Foto: Juan Morente)
.
Nuevamente comenzamos a subir con cierta dureza, entre un bosquete de pinos. Realizamos varias revueltas para hacer menos penosa la subida mientras giramos la llamada Loma de los Postreros.
.
Pasaremos junto a una caseta de piedra al tiempo que atravesamos una zona de prados con menor pendiente y al fondo del valle adivinamos las Chorreras Negras hacia donde nos dirigimos. La senda se encuentra perfectamente definida y es fácil su continuación. Desde la montaña de la izquierda suelen bajar pequeños regerillos que nos pueden ser útiles para abastecernos de agua. Aunque recomiendo asegurarnos empleando pastillas potabilizadoras, las gentes del lugar me dijeron que no eran necesarias. Este paraje de suave pendiente, se conoce como la Campiñuela.
.
Río Culo de Perro en la zona del Vertedero. (Foto: Juan Morente)
.
Poco a poco nos acercamos al cauce del río Culo de Perro que cruzamos por la zona conocida como El Vertedero (2.570 m.s.n.m. 30S 474864, 4099509). Ahora seguimos subiendo por su margen izquierda, derecha según caminamos hasta llegar a la base de la Chorreras Negras. Tenemos la opción de seguir un sendero por que las bordea por la derecha, pero lo mejor es subir directamente en absoluto es complicado y bastante más corto y atractivo (2.860 m.s.n.m. 30 S 473832, 4100211).
.
Las Chorreras Negras. (Foto: Juan Morente)
.
Una vez rebasadas la Chorreras Negras ante nosotros una de las imágenes más bellas de Sierra Nevada, la Cañada de las Siete Lagunas. En primer término, la Laguna Hondera (2.894 m.s.n.m. 30S 474019, 4100165) la mayor de todas. En los prados que la bordean podemos reponer fuerzas antes de darnos un paseo para conocer las demás lagunas. Al fondo del valle en el centro a la derecha el Puntal de Siete Lagunas, junto al que existe un paso, El Colaero, por el que se acorta el camino hacia La Alcazaba, otra de las cumbres emblemáticas de esta Sierra. A la derecha el Globo, y a la izquierda el Mulhacén, nuestro objetivo.
.
Laguna Hondera, al fondo a la derecha continuaremos nuestro camino. (Foto: Juan Morente)
.
Para continuar nuestro camino, buscaremos junto al comienzo de la Laguna Hondera, en su lado oeste, un sendero que asciende muy bruscamente para salvar la pared inicial. Poco después encontraremos un cruce que tomaremos a la derecha. A la izquierda nos llevaría al Mirador de Trevélez o al Refugio de Poqueira (2.978 m.s.n.m. 30 S 473886, 4099982).
.
Valle de las Siete Lagunas. (Foto: Juan Morente)
.
Ascendemos por la llamada Loma del Resuello y a juzgar, por el esfuerzo que hay que realizar al superar su subida, creo que su nombre no puede ser más apropiado. Como referencia siempre tenemos visible la cima del Mulhacén aún lejana. Aunque los tiempos en montaña pueden ser muy variables y dependientes de muchos factores diré que pueden emplearse alrededor de dos horas en llegar desde las Siete Lagunas al Mulhacén.
.
Vértice geodésico del Mulhacén II. (Foto: Juan Morente)
.
Hay un momento en el que el sendero se aproxima bastante al carril que desde el Mirador de Trevélez asciende hasta el Mulhacén, construido para instalar en la cima un observatorio geodésico. Aunque está muy deteriorado aún es usado, en alguno de sus tramos para realizar la subida por esta vertiente. Siguiéndolo podemos alcanzar la cima del Mulhacén II (3.360 m.s.n.m. 30 S 472249, 4099826), que también tiene su vértice geodésico, y desde éste ascender a su hermano mayor. Podemos alcanzar el carril caminando campo a través unos 100 m (3.292 m.s.n.m. 30 S 472770, 4100165).
.
Cima del Mulhacén techo de la península. (Foto: Juan Morente)
.
La cima del Mulhacén suele estar muy concurrida, ya que tras el esfuerzo merece la pena disfrutar de su panorámica inigualable. Hacia el noreste como cima destacada La Alcazaba, hacia el oeste el Puntal de la Caldera, el Cerro de los Machos y al fondo el Veleta (3.484 m.s.n.m. 30 S 472298, 4100838).
.
La Alcazaba desde la cima del Mulhacén. (Foto: Juan Morente)
.
La vertiente norte del Mulhacén de halla cortada verticalmente por una pared de casi 400 m de desnivel en el fondo la Laguna de la Mosca y el Pico Juego de Bolos. En estas profundas cañadas tiene su nacimiento el río Genil, Valdecasillas en su “niñez”.
.
Collado del Ciervo, al fondo La Alcazaba. (Foto: Juan Morente)
.
Iniciamos el pronunciado descenso por su cara oeste dirección a la Caldera del Mulhacén. Antes nos acercaremos hasta el Collado del Ciervo donde disfrutaremos de otra imagen para el recuerdo, la cara norte del Mulhacén y al fondo La Alcazaba.
.
La Caldera, bajando el Mulhacén por el Oeste. (Foto: Juan Morente)
.
Al finalizar la bajada debemos optar por continuar nuestro camino de vuelta, o por pernoctar en el Refugio vivac de la Caldera. Regresar hasta Trevélez requiere estar en excelente forma, pues restarían al menos tres horas de camino, que aunque en bajada es muy costoso.
.
Refugio Vivac de La Caldera. (Foto: Juan Morente)
.
El Refugio vivac de la Caldera suele estar muy solicitado pero es posible, con grandes dosis de tolerancia o con un sueño profundo, pasar allí la noche (3.060m.s.n.m. 30 S 470976, 4101003).
.
Laguna de La Caldereta, a la derecha se aprecia el Refugio de la Caldera. (Foto: Juan Morente)
.
Para continuar lo mejor es bajar por el carril que baja hasta las alpujarras desde el Collado de la Carigüela y que une la estación de esquí con Capileira. Se encuentra cortado al tráfico de vehículos no autorizados, además su estado es deplorable. Tras una hora de cómodo descenso llegamos hasta el Mirador de Trevélez, antes a la derecha, parte el carril que conduce al Refugio de Poqueira.
.
Al fondo del valle, el Refugio de Poqueira. (Foto: Juan Morente)
.
Hasta el Mirador de Trevélez en el Alto del Chorrillo sube, en época estival, un microbús desde Capileira que ofrece un recorrido interpretativo de la zona (2.709 m.s.n.m. 30 S 473089, 4095935). Cuando desde el Mirador vemos Trevélez en el fondo del valle, nos parece tan cercano que la alegría nos invade. No nos confundamos, hay que bajar casi 1.300 de desnivel que aseguro que se hacen eternos, no menos de dos horas. Cuando el pueblo parece estar delante de nuestras narices, aparece otro tramo, y otro más allá… interminable.
.
Trevélez desde el Mirador del Alto del Chorrillo. (Foto: Juan Morente)
.
Al llegar seguro que merecemos una buena cena, o un excelente desayuno según la opción que hayamos elegido, y nuestras piernas, más aún, nuestras rodillas un buen descanso.


(Las coordenadas y los track, están referidas al datum WGS84).
Solicitar el track en picomijas@gmail.com