Parque Natural Sierra de Grazalema

De Benaocaz a la cima del Caíllo, (ruta de los navazos).
.

.

.
Tipo de ruta: circular.
Longitud: 11´2 km.
Duración aproximada: 5 horas.
Desnivel acumulado a superar: 825 m.
Dificultad: Alta
.
Hemos catalogado este recorrido como de dificultad alta, por desarrollarse por algunos tramos de elevada pendiente, siendo en ocasiones las veredas de difícil identificación. No obstante aunque existen puntos en los que debemos extremar las precauciones, en absoluto es un recorrido peligroso, al alcance de cualquier amante de la montaña con una mínima experiencia.
.
Panoramíca de Benaocaz.
.
Para iniciar esta ruta deberemos llegar hasta la encantadora población de la sierra gaditana de Benaocaz. Podemos hacerlo si venimos desde Ronda o Grazalema, por la carretera A-374 a través del puerto de los Alamillos. Si procedemos desde el sur, podemos hacerlo por la misma carretera que parte desde la localidad de Ubrique, donde enlaza con la A-373.
.
.
Zona superior de Benaocaz al finalizar el recorrido.
.
Nos proponemos ascender a la máxima cota cercana, que se yergue majestuosa al este, como si de un fiel guardián protector, de esta población se tratara. Al observar la cumbre desde esta perspectiva, se muestra como inexpugnable, protegida por verticales paredes de roca que parecen imposible de ser flanqueadas.
.
Comienzo de la ruta en la parte alta de Beanocaz
.
Son muchos los que conocen a esta cima también como Navazo Alto, además de Caíllo. Aunque somos conscientes de que conviven ambas denominaciones, hemos decidido identificar como Navazo Alto, una bucólica nava situada muy cerca de la cima, que tendremos la oportunidad de disfrutar, por la que se puede acceder hasta Villaluenga del Rosario a través del puerto del Ahorcado.
.
.
Ruínas de la casa de Fardela.
.
Para comenzar, entramos en la localidad de Benaocaz por la entrada que encontramos más al este. Por ella accedemos a las inmediaciones del su Ayuntamiento donde hallamos una fuente con su abrevadero (790 m.s.n.m. 30S 283744, 4064134). Seguimos la calle que sube por la derecha hasta la parte alta de la localidad, donde estacionamos nuestro vehículo. Tenemos como referencia a la derecha, la ermita del Calvario, desde donde pueden disfrutarse las mejores panorámicas de los alrededores.
.
Una vez que hemos superado la pedrera.
.
Al mirar hacia el este donde se nos oponen las imponentes paredes de roca, vemos una propiedad particular vallada. Nos dirigimos hacia un portón que hay junto a unos cipreses por el que accedemos a una dolina salpicada de piedras (824 m.s.n.m. 30S 283902, 4063986). Subimos longitudinalmente dirección a los tajos aprovechado algunas veredas que origina el ganado en su trasiego diario.
.
Nuestra próxima referencia es un pequeño corral que existe bajo una hiedra visible desde nuestra posición. Poco a poco la vereda comienza a ser más evidente al tiempo que bordeamos un derruido murito de piedra y la pendiente va elevándose. Algo más adelante, seguimos junto a una alambrada que acabamos por sobrepasar.
.

Panorámica desde la cima del Caíllo.
.
En breve llegamos a esta especie de corral que bordeamos por su lado derecho, llegando a una inclinada pedrera por la que debemos subir (936 m.s.n.m. 30S 284265, 4063703). Aunque vereda se pierde por momentos, tendemos hacia la izquierda hasta alcanzar nuestro objetivo, un paso natural que adivinamos entre la pared de nuestra izquierda y la que tenemos en frente, donde nuestro camino es ahora más evidente.
.
Panorámica de Beaocaz en un momento de la subida.
.
Subimos por la pedrera con una fuerte inclinación, entre las dos paredes que conforman este paso natural, por una vereda que nos conduce a un collado que tenemos sobre nosotros. La panorámica que vamos observando tras nuestro caminar es espectacular y de difícil descripción, especialmente desde un mirador que tenemos a nuestra izquierda. Bajo nuestra posición Benaocaz, más al norte el valle de Fardela y del arroyo del Pajaruco por donde luego regresaremos. Al fondo hacia el norte, vemos la sierra del Pinar con el Torreón y el San Cristóbal, hacia el noreste las casi gemelas cumbres del Simancón y Reloj auténticos buques insignias de esta sierra del Endrinal.
.
Tras coronar el primer collado, al fondo la ante cima del Caíllo.
.
Una vez hemos alcanzado el collado (1.114 m.s.n.m. 30S 284641, 4063694), ya vemos en frente la ante cima del Caíllo. Antes debemos superar una ladera tapizada de majuelos, y encinas. Descendemos ligeramente siguiendo trazas de una vereda, que discurre por un terreno arcilloso que en ocasiones el agua de lluvia convierte en un lodazal. Cuando comenzamos de nuevo la subida, para evitar la zona en la que los majuelos son más abundantes, la mejor opción es seguir por la izquierda entre las encinas. Aunque el camino es evidente, la multitud de veredas que origina en ganado puede llevarnos a confusión.
.
Vértice del Caíllo.
.
Tras este tramo accedemos a una pequeña dolina que hay bajo la cumbre del Caíllo. Para continuar, debemos subir la ladera que tenemos a la derecha pasando junto a la sima del Jaramago (1.341 m.s.n.m. 30S 285460, 4064124). En pocos minutos estaremos en la cresta culminada por el vértice geodésico, con una peculiar decoración con los colores de la bandera republicana. Sin ánimo de polemizar, estimamos que no es lo más adecuado emplear los hitos de los vértices geodésicos para la expresión de nuestras tendencias ideológicas. Son otros los foros adecuados para este menester, además existe el riego de la imitación de esta iniciativa, con el consiguiente deterioro visual que provocaría (1.398 m.s.n.m. 30S 285582, 4064087).
.
Panorámica hacia el norte desde el vértice geodésico.
.
La panorámica que puede disfrutarse desde la cumbre es inmejorable. Hacia el sureste las cumbres de la sierra de los Pinos, el Puntal del Raya, La Salamadre, Martín Gil, Palo, Mojón Alto, y Ventana. También las bellísimas y enormes navas que conforman los Llanos del Republicano y el Pozo de los Álamos. Hacia el norte las ya comentadas cumbres de las sierras del Endrinal y del Pinar, y más próximas las verdes e idílicas llanuras de los navazos Alto, Hondo y Llano.
.
Navazo Alto.
.
Para continuar retrocedemos hasta la dolina que hay base del Caíllo, junto a la sima del Jaramago, para luego descender a la derecha. Rebasamos un pequeño muro de piedra, siguiendo por una senda bien definida hacia el Navazo Alto. Estamos seguros de que comprenderán por qué sentimos una especial debilidad por este paraje. En los años de generosas lluvias, la abundancia y tonalidad de la hierba crece en este Navazo Alto, unidas al característico color de la roca caliza, hace su belleza comparable a otros rincones de que existen en la bella geografía asturiana (1.217 m.s.n.m. 30 S 286153, 4064406).
.
Valle de Fardela.
.
Seguimos nuestro camino dirección norte por una vereda jalonada de hitos de piedra. Si nos acercamos a nuestra derecha podremos disfrutar de una inolvidable imagen del navazo Hondo bajo nuestros pies. A poco de continuar cuando el encinar es más exuberante, debemos tomar una pequeña vereda que baja por nuestra derecha (1.196 m.s.n.m. 30S 286242, 4064781), en dirección a ese lugar idílico que es el navazo Hondo, también conocido como navazo del Cao.
.

Navazo Hondo.
.
Esta impresionante llanura es lo que se conoce como un valle ciego, ya que las aguas de lluvia no son evacuadas por un arroyo como es lo habitual, por el contrario lo hacen por simas a modo de sumideros. Sólo tenemos que seguir los arroyuelos que se van formando y que van a morir en el lado izquierdo según nuestro caminar. Nosotros hemos localizado dos de ellos pero es muy posible que existan muchos más.
.

Navazo Llano.
.
Tranquilamente los preciados cerdos ibéricos pacen ajenos al futuro que les espera. También es frecuente ver ganado bovino pastando en el excelente prado que atravesamos auténtico regalo que la naturaleza nos brinda. Son de esos momentos, singulares, irrepetibles, que los amantes de las montañas sabemos disfrutar.
.

Fuente de los Navazos,
.
Abandonamos finalmente esta hermosa dolina por su lado izquierdo y buscamos unos metros hacia el noreste la fuente de los Navazos o del Cao, donde nos podremos abastecer de agua (1.146 m.s.n.m. 30S 286925, 4065674).
.

Casa del Cao, al fondo las cumbres de la sierra del Caíllo.
.
Ahora debemos ir hacia el noroeste, subiendo ligeramente en busca de nuestro siguiente hito el puerto de la Víbora. No existe vereda definida, aunque si encontraremos pequeños caminos que el ganado va dibujando en su ir y venir en busca de alimento. A nuestra izquierda vemos la casa de Los Navazos, rodeada de corrales de las célebres, por los productos que de ella se obtienen, cabras Payoyas. Algo más adelante vemos a la izquierda bajo nuestra posición otro idílico navazo que es la continuación de otro que no divisamos conocido como navazo Llano.
.

Panorámica de Benaocaz desde el camino a la ermita del Calvario.
.
Una vez en el puerto de la Víbora, donde rebasamos una angarilla, comenzamos el descenso al valle de Fardela (1.301 m.s.n.m. 30S 286558, 4065916). Al fondo vemos la abandonada casa que da nombre a este valle, nos dirigimos unos metros más al norte de la casa donde se ubica la fuente de las Nueve Pilas Picás. En la bajada vemos a nuestra derecha una angarilla por la que baja una senda desde los Navazuelos Fríos.
.

Al fondo el puerto de la Vóbora.
.
Cuando ya vemos a nuestra derecha, tras la alambrada la fuente mencionada, continuamos dirección oeste un ciento de metros hasta hallar el sendero que desde Grazalema conduce hasta Benaocaz, unos hitos de piedra nos ayudan a encontrarlo (1.131 m.s.n.m. 30S 285834, 4066397).
.
Al fondo a la izquierda se comtempla la sierra del Caíllo.
.
Continuamos por este nuevo camino hacia la izquierda, en ligero descenso dirección a Benaocaz donde llegaremos en poco más de una hora. Les recomendamos de vez en cuando volver la vista atrás, para disfrutar de la bonita imagen de este valle que vamos dejando tras nuestros pasos.
.

Valle de Fardela.
.
En ocasiones nos encontramos diferentes angarillas que dejaremos tal como las hemos encontrado. Así atravesamos el arroyo del Pajaruco (988 m.s.n.m. 30S 285218, 4065349) y vamos encontrando, en la zona conocida como Albinas, algunas construcciones destinadas al ganado, hasta que entre vallados y muros de piedra llegamos al Barrio Nazarí en la zona alta de Benaocaz por un sugerente sendero empedrado (813 m.s.n.m. 30S 283834, 4064255). Siguiendo sucesivamente las calles Cruz de Gonzalo, Puente Alcolea, Altozano, y plaza de la Constitución llegamos hasta el Ayuntamiento. Unos metros a la izquierda encontramos la fuente desde donde iniciamos el recorrido.
.

(Las coordenadas y los track, están referidas al datum WGS84).

Solicitar el track en picomijas@gmail.com
Sería conveniente además incluir en vuestro correo de solicitud, marca, modelo de gps y formato de fichero deseado, gdb, gpx o plt.