Parque Natural de las Sierras Tejeda Almijara y Alhama

El Acebuchal-Cuenca alta del río Higuerón.
.

.

.
Duración aproximada: 6 horas.
Desnivel a superar: 675 m.
Dificultad: Media.
Tipo de recorrido: Circular


En esta ocasión les propongo un recorrido que no termina en ninguna cima emblemática, a cambio recorreremos unos parajes impregnados de pasajes de nuestra historia reciente, como es la guerrilla antifranquista que luchó en estas sierras. Así mismo disfrutaremos de la inmensidad de la sierra Almijara y veremos sus cumbres más emblemáticas: Cisne y Lucero.

Para comenzar nos dirigiremos a la genuina e internacional localidad malagueña de Frigiliana. Si lo hacemos por la autovía A-7, la abandonaremos por la salida 292, para luego seguir la carretera Ma-105. Una vez llegamos a Frigiliana, la bordeamos por su lado sur hasta rebasarla, para seguir una pequeña y empinadísima carretera que conduce a Torrox.

Cuando llevamos recorridos unos 4 km, vemos a la derecha un gran invernadero y al rebasarlo debemos seguir a la derecha una pequeño carril hormigonado que nos conduce a la aldea del Acebuchal (447 m 30S 418365, 4073543). Debemos, seguir en caso de duda siempre a la derecha.


Aldea del Acebuchal. Al fondo las emblemáticas cumbres de la Almijara.

Al llegar a las primeras construcciones, cruzamos un regajo en una pronunciada curva a la izquierda, es el momento de aparcar porque es el punto desde don iniciaremos el recorrido.
(507 m 30S 417632,4075107).

En agosto de 1948, los habitantes de esta aldea del Acebuchal se vieron obligados a abandonarla por orden gubernamental, para impedir que los guerrilleros pudieran abastecerse en ella y encontrar cobijo.


Al fondo el cerro Verde.

Después de la guerra civil muchos combatientes republicanos y simpatizantes huyeron a la sierra para evitar ser capturados y encarcelados. Tenían la esperanza de que al finalizar la contienda mundial, los aliados les ayudasen a reconquistar España y derrocar al Franquismo. Por otro lado a los aliados les interesaba, en el hipotético caso de Hitler ocupara España, contar con el apoyo de una guerrilla. Con este ánimo en un principio, parece ser que los norteamericanos favorecieron en octubre de 1944 un desembarco en las playas del río de la Miel de un grupo de Guerrilleros capitaneados por Ramón Vías.

Cuando Ramón Vías cae, llega a la guerrilla José Muñoz Lozano, "Roberto", que consigue unificar las partidas ya existentes formando la Agrupación Guerrillera Málaga-Granada, conocida como la Novena Brigada o Agrupación Roberto. Que actuaría en estas sierras hasta diciembre de 1.951 en la que los integrantes del estado mayor, fueron detenidos. Aunque en realidad el último guerrillero en morir fue Antonio Sánchez Martín "Lomas".
Aprovechamos el mencionado regajo conocido como arroyo del Acebuchal para introducirnos en esta casi infranqueable sierra de Almijara. El sendero discurre por el mismo lecho del arroyo que abandona en algunas ocasiones para favorecer nuestro avance. Por este mismo camino, denominado puerta verde de la Almijara, discurría la antigua vía de acceso hacia Granada desde la zona de Frigiliana. Por ello, a lo largo de nuestra ruta, pasaremos junto a las ruinas de algunas ventas que jalonaban este camino.

Cuando llevamos unos quince minutos de camino, abandonamos por la derecha el arroyo iniciando un corto tramo verdaderamente inclinado. Al finalizarlo, nos topamos con un carril que procede de Frigiliana y que seguimos a la izquierda (624 m 30S 418262,4075896).
Pronto llegamos nuevamente al arroyo al tiempo que pasamos junto a la primera venta denominada del Cebollero. Poco más adelante vemos un carril que sube a la izquierda que es por donde luego regresaremos. Nosotros continuamos por la derecha por el lecho del arroyo que sube cada vez más inclinadamente, dirección del puerto Blanquillo.

A nuestras espaldas divisamos el cerro Verde. En sus empinadas laderas tuvo lugar unos de los encuentros más trágicos tanto para la guerrilla como para la Guardia Civil. El 17 de septiembre de 1.949 en torno al medio centenar de guerrilleros y un número similar de efectivos de la Guardia Civil y soldados regulares. En este encuentro fueron abatidos el cabo de la Guardia Civil Antonio Toribio Tejada, y el guardia Antonio García Reyes. Por parte de los guerrilleros, cayeron Miguel Ángel García Platero "Espartero", y Rafael Jurado Martín, "Nico". Este último era el menor de los tres hermanos conocidos como los "Frailes", era el jefe de un grupo perteneciente al VI Batallón. Su hermano Manuel "Clemente", llegó a ser el jefe del estado mayor de la agrupación y su hemano Antonio "Felipe", fue uno de los guerrilleros más carismáticos y llegando a ser comanadente jefe del VI Batallón y uno de los hombres de confianza de "Roberto".

Al fondo oteamos el Lucero.

Pronto llegamos al puerto Blanquillo, abriéndosenos una imagen cautivadora del cerro del Cisne, que altivo, se nos opone retador ante nosotros. Debido al tono blanquecino característico de las rocas que constituyen estas montañas, son muchos los topónimos que hacen referencia este color. No debemos confundir el nombre de este puerto con el homónimo que hay muy cerca del puerto de Cómpeta, lugar habitual de inicio de la ruta al cerro Lucero (826 m 30S 419252,4077300).


Cerro del Cisne.

Seguimos por el carril que nos va introduciendo en un verdadero circo de montañas. El paisaje es impresionante, con el Lucero al fondo, el Cisne a nuestra derecha. En una de las curvas del camino observamos un lugar conocido como Cruz de Simón, y poco más adelante llegamos a una encrucijada de caminos. El de la derecha nos conduce al mismo lecho del río Higuerón, donde vemos un helipuerto y el inicio de la vereda al puerto de los Umbrales, que por la ladera sur del Cisne nos conduciría hasta el valle del río Chíllar.
Dejamos la derecha las ruinas de la venta Camila. Otro de los lugares que servían de descanso a los numerosos arrieros que cruzaban estas sierras desde Granada y Málaga a través del puerto de Frigiliana que vemos al fondo del valle.

Debemos estar atentos de no rebasar el cruce con una vereda que parte a nuestra izquierda que es por donde debemos continuar (885 m 30S 419926, 4078769). Antes podemos optar por continuar hasta el fondo del valle donde se encuentran las ruinas de la venta Panaderos, justo al pie del Lucero.

Muy cerca de esta venta que abastecía tanto a los guerrilleros como a las fuerzas del orden, así como a los arrieros que cruzaban estas sierras, se encontraba un importante campamento de la guerrilla. El 6 de diciembre de 1.948, se encontraban en las proximidades en torno a un centenar de guerrilleros que se habían concentrado con motivo de las fiestas navideñas.


Ruínas de la Venta Panaderos. si las piedras hablaran...

Enterada la Guardia Civil, se organizó un importante dispositivo formado por centenares de guardias y un gran número de efectivos de soldados marroquíes de las fuerzas de regulares, para intentar al amanecer el asalto. Parece ser que los guerrilleros advirtieron la presencia de los atacantes y huyeron monte arriba refugiándose en las escarpadas laderas del Lucero.

Se entabló un feroz combate durante toda la jornada, y con el anochecer los guerrilleros rompieron el cerco huyendo con a penas un par de heridos leves. Pos su parte las fuerzas atacantes sufrieron un mayor número de bajas debido su posición geográficamente desfavorecida. Además la guerrilla disponía de fusiles ametralladores pesados Amstrad de 7 mm, que habían arrebatado al ejercito en un encuentro en la sierra de Cázulas, el 29 de marzo de 1.948 donde dieron muerte a un pelotón formado por siete soldados, hiriendo de cierta importancia a otros cinco.


Ruinas de la venta Panaderos.
Si continuamos en el cruce indicado, iniciamos una fuerte subida hasta el collado de los Civiles (1.083 m 30S 419322, 4078685). Una vez coronamos el puerto, damos vista al valle de Zarzadilla uno de los barranacos donde se origina el río Torrox hacia donde iniciamos el vertiginoso descenso. A nuestra derecha se nos abre una impresionante perspectiva de la llamada Cresta de los Civiles, hacia donde advertimos sube un serpenteante sendero.


Panorámica de la Cresta de los Civiles.
Llegamos al fondo del barranco por esta zona conocido como del Mirlo, donde nos encontramos el carril por el que debemos continuar. Primero seguimos a la derecha hasta visitar las ruinas del cortijo del Daire (877 m 30S 418189,4079139).

Aún se puede observar los restos de la agricultura precaria, de la que se servían para obtener su sustento sus antiguos moradores. Este carril procede de la Casa de la Mina en las inmediaciones de Cómpeta.


Ruinas del cortijo del Daire.

Luego regresamos sobre nuestros pasos hasta el barranco del Mirlo, para descender ligeramente un largo tramo de carril dirección sur. A nuestra derecha el barranco por el que discurre el río Torrox, por esta zona conocido como barranco Moreno.


Barranco del Mirlo, al fondo la Cresta de los Civiles.
Accedemos a un cruce de caminos conocido como puerto de Páez Blanca. Debemos seguir por el camino que baja por el centro. Al llegar al fondo del valle nos topamos nuevamente con las ruinas de la venta del Cebollero por donde ya pasamos al comenzar nuestra ruta. Sólo debemos seguir por el camino de ida hasta el Acebuchal desde donde comenzamos.

El Cisne divisado desde el puerto Páez Blanca.
.


(Las coordenadas están referidas al datum WGS 84)
















Solicitar track en picomijas@gmail.com

1 comentario:

Adrian Urdiales dijo...

Mi abuela vivio toda la guerra en la venta panaero, las piedras no ablan pero ella si. La guerra hizo mucho daño